8 jun. 2016

Recomendo libros



El humor es un arma poderosa y, quizá, la más inteligente para superar las dificultades y afrontar aquello con lo que no nos sentimos cómodos; claro que... habrá que preguntarse si lo que nos digusta es tan importante como creemos o, más bien, como otros pretenden que creamos, pues la sociedad encumbra valores en función de parámetros difusos que, en muchas ocasiones, poco tienen que ver con la dignidad humana. Esto es especialmente apreciable en el caso del canon estético imperante; curiosamente, la hipermodernidad ha traído consigo dos variantes contrapuestas al respecto: la obsesión por ajustarse a dicho canon (construido con proporciones, medidas y facciones que casi nadie posee o de las que la mayoría disfruta a través de la cirugía), y, a la par, la guerra de resistencia de las nuevas identidades (surgidas, fundamentalmente, con el cambio de siglo) contra el sometimiento a formulaciones impuestas, que poco ayudan a la emancipación del individuo. Este divertido álbum es buena prueba de este último punto de vista; en él encontraremos un catálogo de aspirantes a entrar en ese arbitrario canon, que van a recibir un impagable consejo de Marcial, un tipo feliz cual perdiz con su desgarbada pose. Refrescante y liberador.



Preme na imaxe


Si todos podemos soñar, ¿por qué un Manual?
Porque para hacer realidad aquello con lo que soñamos, primero hay que abrir los ojos… y poner manos a la obra con la ayuda de la imaginación.
Este libro busca que las personas (de 6 a 12 años) se conozcan mejor y, al hacerlo, sepan cómo alcanzar aquello que desean; ya sea montar en bicicleta, actuar en la obra del colegio, ser dentista...


Todos los seres humanos tenemos cualidades. Algunas son físicas, como la resistencia; otras tienen que ver con nuestro carácter, como la paciencia. Unas son más visibles, como la creatividad, que puede impregnar todo lo que hacemos; otras pasan más desapercibidas, como la sencillez.

Explora con tus hijos (o alumnos), de la mano de once niños de distintas generaciones, los Valores de Oro: veintidós cualidades imprescindibles para alcanzar cualquier sueño.

Si los niños se entrenan para soñar, disfrutarán mientras alcanzan lo que se proponen.




7 jun. 2016

Saída fin de curso


Saída fin de curso - Kizoa Editar Videos - Movie Maker



          Saída fin de curso
O día 1 de xuño fomos todo o colexio de excursión ao Ecoparque de Marín.
Pasámolo xenial facendo circuitos arbóreos – tirolina durante tres horas e disfrutando moito desta actividade.
Ao rematar comemos ,descansamos un rato e marchamos a visitar o Parque dos sentidos ,que lles encantou.

Un día inolvidable para recordar!!!!

2 jun. 2016

Visítanos Miguel


Visita de Miguel - Kizoa Editar Videos - Movie Maker

O día 31 de Maio levamos unha gran sorpresa: ¡veo o druida Miguel! a ver os nosos traballos.
Co plano que fixemos cada un,contámoslle o percorrido que faciamos da casa ao colexio e ao revés.
Díxonos que lle encantaron todos os traballos e agora están expostos na entrada do colexio.
Como premio contounos o conto "A eiruga larpeira"que nos encantou.
Moitas grazas Miguel.

18 may. 2016

Ignorar nunca es una buena estrategia


Preme na imaxe para ler a información

Cómo educar a un desobediente



Los niños desobedecen las órdenes de los adultos con cierta frecuencia. Es su forma de descubrir dónde están los límites, de retarnos y de demostrar que ellos también tienen su carácter y quieren mandar. El típico castigo “te quedas sin” no funciona con unos pequeños que están saturados de objetos con los que entretenerse de tal forma que si retiramos uno, siempre van a poder acudir a otro. ¿Qué podemos hacer entonces?
Castigos en su justa medida
Los especialistas señalan que castigar a un niño es contraproducente, daña su autoestima, produce tensión y afianza las conductas del pequeño. Pero es necesario “educarles en la realidad”, de tal forma que comprenda que, si se portan mal, su actuación tiene consecuencias. Reprenderles y sancionarles no sería negativo siempre que se tuvieran en cuenta estas premisas:
- Para que un castigo sea educativo debemos explicar a nuestro hijo, sin gritos ni aspavientos y con calma, por qué su conducta ha sido incorrecta e instarle a corregirla.
- Debe conocer de antemano los límites que no puede sobrepasar y el castigo que recibirá si lo hace para sopesar si le merece la pena saltarse las normas.
- El castigo debe ser inmediato, proporcional, equilibrado y coherente a la edad, al grado de madurez y al tipo de falta cometida.
- No uses restricciones absolutas como “te quedas sin paga para siempre” y castiga con coherencia. Es imposible que se pase una semana sin ver la tele, prohíbele disfrutar de su serie favorita un par de días.
- Las amenazas continuas y los avisos hacen que el castigo pierda eficacia. Dale tres advertencias, no más.
- No le perdones el castigo así como así y, de hacerlo, explícale por qué lo has hecho. Si has pagado un enfado tuyo con él y le has sido demasiado severa, pídele disculpas, explícaselo y rectifica.
- No uses sus necesidades básicas para castigarle; ni su descanso, ni su alimentación, ni los deportes que practique.
- Educa a tu hijo sin gritos ni le compares con otros niños, menos con sus hermanos.
- Si intenta abrazarte, darte un beso o decirte que te quiere para reparar el daño hecho, no le rechaces pues podría sentirse dolido.
- Anímale cuando actúa bien, reforzando ese comportamiento, prestándole atención cuando obedezca y tenga buena actitud y comentándole que esa es la forma como debe comportarse.
Asesoramiento: Mª Luisa Ferrerós, psicóloga y autora del libro ¡Castigado! ¿Es necesario?
 
Laura Jiménez

Fuente: Guía del niño.com